Movimiento II
Un tiempo para evaluar el suelo de nuestro Jardín

Hay bajo el sol un momento para todo, y un tiempo para hacer cada cosa…
Eclesiastés 3:1

Saludo de nuestra animadora/facilitadora

“Evaluar el suelo de nuestro Jardín”: ¿qué significa? En Laudato si’ el papa Francisco nos recuerda que todo está conectado: “El ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social”. (Laudato si’ #48) Necesitamos “una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza”. (Laudato si’ #139)

El suelo de nuestro jardín corresponde a todas las realidades humanas y sociales que enfrentamos diariamente: relaciones con las demás personas, la economía, la pobreza, el trabajo, el compartir de la riqueza, el impacto ambiental, la diversidad cultural, la exclusión, las decisiones políticas y muchas otras. Por lo tanto, evaluar el suelo es comprobar el estado de la salud de estas realidades y corregir para promover el crecimiento de futuras semillas.

En este Movimiento invitamos a Marguerite a que nos dirija en una reflexión contemplativa del suelo de nuestra casa común: las condiciones que dan vitalidad o que dañan nuestro Jardín.

Ritual de inicio (ambientación)

Primer Momento:
Un Momento para ver profundamente – Lectio Divina y meditación guiada

Segundo Momento:
Un Momento de escucha profunda para discernir con sabiduría

Intermedio: música / canto / campana

Tercer Momento: Un Momento para escuchar atentamente la llamada a actuar
Un momento de arrepentimiento personal y comunitario

Intermedio musical - campana o una pausa para estirarse

Cuarto Momento:
Un Momento de celebración comunitaria

Movimiento III: Un tiempo para sembrar las semillas